Vinagreta con Miel

  • Receta de Vinagreta

  • Vinagreta con Naranja

  • Vinagreta con Miel

  • Vinagreta con Alcaparras

  • Vinagreta con Mostaza


  • "Vinagreta con Miel"

    Receta de Vinagreta con Miel


    Descubre aquí como elaborar en casa esta estupenda receta de vinagreta con miel, una variante de la tradicional vinagreta que seguro que te encanta probar.

    Ingredientes:

    - Un vaso de aceite de oliva virgen
    - Seis cucharadas de vinagre
    - Dos cucharadas de miel
    - Dos cucharadas de mostaza de Dijon
    - Pimienta negra molida
    - Sal




    Preparación:

    Ahora vamos a hacer una vinagreta con miel, una variante de la tradicional vinagreta, a la que le añadimos un poco de mil y mostaza para hacerla más sabrosa y completa. Como verás es fácil de preparar y puedes probarla para ver si resulta de tu agrado. Comenzamos ya con la explicación detallada paso a paso, no pierdas detalle.

    Lo primero que haremos será echar la miel en un recipiente y la calentamos en el microondas a intensidad alta durante un minuto más o menos. Asegúrate que el recipiente sea apto para el microondas, para evitar que se rompa. Una vez tengamos la miel más líquida la sacamos del microondas y seguimos con la preparación. Añadiremos al mismo recipiente un poco de sal y pimienta negra molida al gusto, cantidades que podemos corregir al final por si necesitamos añadir más cantidad.

    Añadimos también el vinagre y la mostaza y vamos a removerlo todo para mezclarlo bien, utilizando para ello una varilla manual o cualquier utensilio de cocina que nos sirva para ello, hasta dejarlo todo bien mezclado. Por último añadiremos el aceite de oliva virgen, que hará que la vinagreta sea un poco más líquida, y de nuevo batiremos bien para dejarlo todo muy mezclado y que resulte homogéneo.


    Es el momento de probar la vinagreta y corregirle el punto de sal o de cualquier otro ingrediente, para dejarla a nuestro gusto. Una vez la tengamos hecha la echamos en un recipiente cerrado y la dejamos en la nevera, así se irá potenciando su sabor. Verás que resulta ideal para acompañar ensaladas, platos de verduras e incluso pescado y carne. Puedes conservarla en frío durante varios días